Yorkshire, punto de encuentro entre naturaleza e historia