Un crucero fluvial por el Danubio
¿Cuántos de vosotros habéis soñado alguna vez con hacer un crucero en plan “Vacaciones en el mar”? ¿Cuántos os habéis visualizado en el camarote de uno de esos barcos de lujo disfrutando de unos días de relax? La propuesta que os traigo a continuación no es exactamente eso… pero es toda una experiencia.

Hoy os propongo disfrutar de un estupendo crucero fluvial por el Danubio. Por el mismísimo río que enamoró a Sissi, por el mismo “Danubio Azul” del famoso vals de Johann Strauss. Navegar por este entrañable río gozando de sus paisajes de ensueño, al tiempo que visitáis algunas de las ciudades más bellas e interesantes de Europa.

Por las aguas del río azul

Un crucero fluvial por el Danubio
El río Danubio es el segundo más largo de Europa, después del Volga. Nace en Alemania, concretamente en la región conocida como Selva Negra, y desemboca, 2.880 kilómetros después, en Rumanía, en el mar Negro. En su punto final forma un delta, un lugar de marismas y pantanos de gran valor ecológico que fue declarado Reserva de la Biosfera en el año 1990.

En su recorrido, el Danubio atraviesa nada menos que diez países (Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Rumanía, Bulgaria, Moldavia y Ucrania), cruzando toda Europa de oeste a este. Durante todo su curso hace gala de un gran caudal y de una anchura variable. Además, posee 300 afluentes, de los cuales 60 son navegables.

Mucho que ver

Un crucero fluvial por el Danubio
La oferta en cuestión de cruceros por el Danubio es muy amplia, con lo que podéis estar seguros de que encontraréis un viaje a vuestra medida. Hay cruceros de diferentes días de duración y que incluyen unas u otras ciudades. Algunas de las que podréis visitar si os decidís por esta alternativa de vacaciones son: Viena, Budapest, Bratislava o Linsk. Además, el danubio os ofrece la posibilidad de descubrir países que son grandes desconocidos, como Eslovaquia, Serbia, Bulgaria o Rumanía.