Soria y Ávila, escenarios de película