Rincones secretos de Hong Kong
La ciudad china de Hong Kong (china hace relativamente poco tiempo…) es un paradigma de modernidad, urbanismo y arquitectura monumental en forma de rascacielos. Pero como cualquier otra ciudad del mundo, también guarda rincones secretos que descubrir, que los turistas normalmente no visitan por desconocimiento y falta de información.

Si viajáis a Hong Kong os recomiendo que destinéis una jornada a visitar los dos lugares que os voy a recomendar. Sorprendentes y llenos de encanto, no os decepcionarán en absoluto.

Una terraza al aire libre

En primer lugar, voy a aconsejaros que visitéis el Food Forum de Times Square. De acuerdo: este enorme centro de la gastronomía es ampliamente conocido y visitado. Pero lo que yo os propongo es que os montéis en un ascensor y subáis hasta el piso 13, donde encontraréis un restaurante provisto de una fantástica terraza al aire libre.

Con suelo de césped artificial y capacidad para unos treinta comensales, en ella se permite llevar la comida (traída de casa o comprada en los establecimientos de pisos inferiores) y degustarla con toda comodidad. La ruta para llegar es la siguiente: subid a la planta 13ª y torced a la izquierda, donde unas pequeñas escaleras mecánicas os llevarán hasta la tienda de cosmética Menard. Pasad de largo y girad a la izquierda: ahí está la terraza. ¡Ah! Cierra a las 6 de la tarde…

El “Arca de Noé”

Rincones secretos de Hong Kong
¿Qué me diríais si os cuento que el Arca de Noé está en Hong Kong? Pues así es. Bueno, quizás no la auténtica de los tiempos bíblicos, pero sí una impresionante y enorme reproducción. Todo comenzó cuando Andrew Yuen Man-Fai y el pastor Boaz Li Chi-Kwong subieron al monte Ararat, en Turquía, y dijeron haber encontrado los “restos del Arca de Noé”.

Animados por su (supuesto) descubrimiento, volvieron a Hong Kong y construyeron una réplica, cuya realización les ha llevado cuatro años, sobre una finca de propiedad gubernamental ubicada en el Parque Ma Wan. Al parecer, las proporciones de este arca son las que indica la Biblia… ¡Toda una curiosidad para no perdérsela!