Riad de lujo en Marrakech
Marrakech es una ciudad de ensueño, donde el tiempo parece no haber transcurrido desde hace siglos. La Ciudad Roja es meca de viajeros y amantes del arte y la historia, pero también del exotismo y las tradiciones de los pueblos del norte de África. Tan cerca, tan lejos… Grandes escritores como Paul Bowles o Juan Goytisolo se enamoraron de esta región y establecieron sus vidas en ciudades como Tánger en el primer caso, o Marrakech precisamente en el caso del escritor español.

En Marrakech hay muchos lugares donde alojarse, pero en este caso hemos dirigido nuestra mirada a un enclave lleno de encanto, tranquilidad y atractivo: Dar Justo, un riad (antigua casa tradicional) edificado en el siglo XIV y que se encuentra muy cerca de la plaza Jemaa-el-Fna.

Recordaréis que esta plaza es Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, y no es de extrañar: acudir a ella a la caída del sol, cuando surgen los cuenta-cuentos, los encantadores de serpientes y los bailarines a desplegar todo su saber, es una experiencia irrepetible. Además, en la Ciudad Roja hay mucho que ver y que vivir: desde un paseo por el Zoco hasta visitar la Menara, un gran aljibe lleno de belleza. Sin olvidarnos de los Jardines Majorelle o los muchos museos de la ciudad.

Riad de lujo en Marrakech
Dar Justo tiene una superficie muy grande que se distribuye en cinco patios, con una arquitectura y una decoración de inspiración marroquí. Dos plantas con sus galerías de columnas y una gran terraza ajardinada acompañan a la piscina, los salones, el bar, el restaurante y las veintitrés habitaciones. La terraza, además, cuenta con magníficas vistas a la Koutubia y al Atlas. Y además, Dar Justo también tiene un maravilloso spa-hammam donde podremos disfrutar de una de las tradiciones más interesantes de la cultura marroquí, convenientemente actualizada con todas las comodidades. Si tenéis pensado viajar a Marrakech y os gustaría alojaros en un lugar diferente, en pleno centro y tan bonito que os hará soñar, no dejéis de visitar la página web de Dar Justo.