Qué ver en Tokio
La capital del País del Sol Naciente, Tokio, es un destino que combina como pocos tradición y modernidad. Siendo una de las capitales más avanzadas y populosas del mundo, en ella y cerca de ella encontramos antiquísimos templos y ricas tradiciones que convierten un recorrido por Tokio en una experiencia única.

Después del terrible terremoto que sufrió la ciudad (y Japón en general) en el año 2011, no cabe duda de que sus habitantes y organismos públicos han sabido renacer de sus cenizas, de forma que la ciudad sigue siendo un destino turístico de primer orden.

¿A que esta foto os resulta muy familiar? No es de extrañar: se trata de una de las estampas más populares de la ciudad. Es el barrio de Shinjuku, lleno de luces de neón y que permanece despierto las 24 horas del día. Otro lugar similar en Tokio, plagado de juventud y centros comerciales, es el barrio de Shibuya. Y para quienes quieran contemplar a los personajes más curiosos de Tokio (recién salidos de una película o cómic manga), nada mejor que visitar Harajuku, donde encontraréis las mejores tiendas de moda de la ciudad. ¡Ah! Y para salir por la noche se recomienda acercarse a Roppongi, donde un ambiente nocturno de estilo occidental da la bienvenida a los turistas que quieran terminar el día con una copa o un poco de baile.

Qué ver en Tokio
La foto que está sobre estas líneas corresponde al Templo Sensoji, situado en la zona de Asakusa. Es el más antiguo de Tokio. En este lugar es también muy llamativa la puerta de Kaminarimon, a través de la cual se accede al templo y en la que destaca sobre todo su linterna de cuatro metros de altura. Por otra parte, si os gusta meteros en la auténtica vida de las ciudades, podéis acercaros al Mercado de Tsukiji: es el mercado de pescado más grande del mundo y su ambiente lo ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.