Qué ver en Moldavia
Si piensas que ya has visitado los rincones más famosos del viejo continente y ya no te queda nada más por descubrir, te equivocas. ¿Has visitado últimamentee la República de Moldavia?

Situada entre Rumania y Ucrania, este país esconde un sinfín de encantos para sorpresa de muchos. Naturaleza, asombrosos paisajes, cultura, historia y una arquitectura simplemente extraordinaria. Desde luego, sobran los motivos para viajar hasta Moldavia.

Un destino poco conocido

Si quieres unas vacaciones diferentes y lejos del turismo masivo, Moldavia es tu destino ideal. Un país olvidado en Europa que esconde muchos encantos como su capital, Chisináu.

Entre los muchos atractivos de esta ciudad destaca la arquitectura soviética, el Parque Botánico, la Catedral Metropolitana y el Parque Riscani que son algunas de las visitas más famosas de esta región.

Qué ver en Moldavia

Parques, arquitectura y naturaleza

Pero sin olvidar tampoco el Parque Valea Morilor para los que buscan algo de paz. Sin duda, un buen lugar para perderse y disfrutar de un agradable paseo, tal y como hacen los habitantes de la ciudad.

Reserva algo de tiempo en tu agenda para visitar también el Cementerio Judío, que es otra de las visitas preferidas de los turistas. Como curiosidad, solamente destacar que se trata del cementerio judío más grande de Europa.

Qué ver en Moldavia

La colección más grande de vino

Aunque Moldavia es un destino europeo poco conocido por el gran público, su fama empieza a ser cada vez mayor. Un país muy curioso que sorprende a los turistas, como por ejemplo con la colección más grande de vino de todo el mundo. Se trata de Milestii Micci y la encontrarás al sur de Chisináu.

Otra visita interesante es la fortaleza de Soroca que fue construida en torno al 1.500. Una experiencia muy recomendable para los amantes de la historia y de la arquitectura militar. Y tú, ¿qué otras visitas nos sugieres?