Qué ver en Canberra
Si bien la ciudad más famosa de Australia es sin duda Sídney, no podemos olvidar que la auténtica capital del país es Canberra. A pesar de ser la capital de una nación tan grande Canberra es una ciudad que solo alberga a unos 320.000 habitantes. Se trata de una ciudad joven con vocación de modernidad, a la que su profusión de jardines y parques le ha ganado el justo sobrenombre de “ciudad jardín”.

Se dice que Canberra es la ciudad perfecta para poder disfrutar al mismo tiempo de la impresionante naturaleza de Australia y de la vida urbana que puebla sus calles. La capital está a unas tres horas de Sídney en coche y a alrededor de siete horas de Melbourne.

El Lago Burley Griffin

Qué ver en Canberra
Canberra es conocida también por ser la sede del gobierno australiano. La enorme profusión de zonas verdes en la urbe ha hecho que muchos viajeros la describan como un gran parque en el cual se ha metido de refilón una ciudad. El centro de la urbe es el lago artificial que toma el nombre de Burley Griffin, y que además de ser una bella lámina de agua permite también a quienes lo deseen navegar en barcas de remos o practicar deportes acuáticos como el windsurf. El hito más conocido de este lago es el Captain Cook Memorial Water Jet, un chorro de agua que alcanza unos ciento cuarenta metros de altura y que es visible desde muchos rincones de la capital.

Parques, museos y festivales


Además de este gran parque, Canberra también ofrece al visitante una gran cantidad de museos, galerías de arte, monumentos (modernos, eso sí) y zonas de ocio. La mayor parte de lo que hay que ver se encuentra cerca del lago, en lo que se conoce como “triángulo parlamentario” dada la ubicación de la sede gubernamental. Además de estas zonas en Canberra merece la pena darse una vuelta por el Jardín Botánico de Cockington (espectacular, en la foto), el Parque Nacional Namadgi o el Museo Nacional de los Dinosaurios. Y en primavera (para nosotros, otoño; entre septiembre y octubre) no hay que perderse el Floriade, el mayor Festival de las Flores de Australia, que llena de color la ciudad.