Natal, costa norte de Brasil
Considerada una de las ciudades costeras de Brasil, Natal es una localidad que se encuentra en el estado de Río Grande, en el norte del país. Este lugar se ha hecho muy popular en los últimos años como destino para submarinistas y amantes del surf. No es de extrañar, dada la gran belleza de sus playas y sus aguas cálidas y transparentes.

La ciudad nació y se desarrolló alrededor del fuerte portugués conocido como Forte dos Reis Magos, levantado por los colonizadores lusos para hacer frente al ataque de los navíos franceses.

Natal es una de las ciudades más tranquilas y acogedoras de Brasil, que además cuenta con excelentes infraestructuras para el turismo. La costa de la ciudad y de sus alrededores reserva a los viajeros sorpresas como el Parque das Dunas, uno de los más extensos del Brasil, que ofrece innumerables opciones de senderismo a lo largo de las muchas dunas que lo recorren. En lo que a costa y playa se refiere, otro lugar cercano que no nos debemos perder es Pipa, cuyas playas blancas son casi de ensueño, y que cuenta con fondos coralinos perfectos para el submarinismo y el esnórkel.

Natal, costa norte de Brasil
La ciudad en sí es también hermosa, contando con antiguas construcciones como el propio Forte dos Reis Magos, edificado en 1958 en estilo defensivo portugués. El Faro de la Mãe Luiza data de 1951 y tiene una altura de 37 metros sobre el nivel del mar. En Natal también podremos contemplar una curiosa construcción: la Columna Capitolina que el dictador Benito Mussolino donó a la ciudad. Y no podemos olvidar otro lugar histórico: la popular Rampa, una zona que en la II Guerra Mundial sirvió como punto para embarcar y desembarcar aviones, y donde el presidente norteamericano Franklin Roosevelt se reunió con Getúlio Vargas, presidente de Brasil, en el año 1943 con motivo de la Conferencia de Natal.