Mutriku, tradicional villa pesquera guipuzcoana
Mutriku es un pueblo de la costa vasca con una larga tradición pesquera. Un hermoso territorio a orillas del mar Cantábrico que limita con la provincia vizcaína. Por sus calles pasean cada año cientos de turistas atraídos por la cultura vasca, la belleza de sus paisajes y su extraordinaria gastronomía.

Una hermosa y tradicional villa pesquera, cuyo casco histórico medieval es el mejor conservado de todo el territorio guipuzcoano e incluso de todo el País Vasco. Un lujo para los turistas que paseando por las estrechas calles adoquinadas del municipio, pueden descubrir todos los secretos de la cultura vasca.

Mutriku, tradicional villa pesquera guipuzcoana
Su casco antiguo y las calles que dan acceso a él se juntan con el puerto pesquero, donde encontrarás edificios de un increíble interés arquitectónico. Aunque uno de los aspectos que más llaman la atención de esta noble villa es su naturaleza.

Por algo este pequeño rincón del País Vasco es el más fotografiado de la región, sus espectaculares playas y acantilados son un una joya de la naturaleza. Una belleza imposible retratar por cualquier objetivo. Un entorno que merece la pena ser disfrutado en primera persona.

Mutriku también tiene unos interesantes museos como el Museo Bentalekua y el Museo Nautilus, ambos te ayudarán a desvelar los misterios que encierra la historia de la costa guipuzcoana. Como es lógico con una tradición pesquera tan arraigada, la gastronomía es uno de los platos fuertes de la villa, y nunca mejor dicho.

Mutriku, tradicional villa pesquera guipuzcoana
Su amplia oferta de restaurantes y asadores tienen como protagonistas pescados como el rape. Una de las especialidades de la zona es el tradicional plato vasco llamado marmitako, un sabroso guiso marinero que no puedes irte sin probar.

Otro rasgo que demuestra la influencia del mar en Mutriku es la importancia de su industria conservera, con productos muy solicitados por distintos rincones del planeta. Algunos de ellos son las anchoillas, el atún, el sucedáneo de caviar y por supuesto el famoso bonito del norte.