Mercury City, la torre más alta de Europa
Está en Moscú, la ciudad europea con los edificios más altos. Y es que a los moscovitas les encantan los rascacielos, por lo que se están procurando un skyline de vértigo, que no tendrá nada que enviar a ciudades como Londres o Nueva York.

Un buen ejemplo de ello es la torre Mercury City, que está ya prácticamente terminada, y que alcanza los 338 metros de altura, lo que le ha valido el título de edificio europeo más alto, superando a la torre londinense Shard (310 metros), obra del arquitecto Renzo Piano.

Una belleza de altura

Mercury City, la torre más alta de Europa
Diseñada por el arquitecto ruso Mikhail Posokhin y por el americano Frank Williams, la torre Mercury es un edificio de gran belleza, con una reluciente fachada de cristal dorado, que muy pronto albergará oficinas y también viviendas. Se ubica en una zona realmente nueva de la capital moscovita conocida como Moscow City, donde abundan los rascacielos y los edificios singulares.

De hecho, en ese mismo lugar se está construyendo la torre que le arrebatará en breve a la Mercury City el título de edificio más alto de Europa: es la Torre Federación que, una vez terminada, alcanzará los 506 metros de altura.

La ciudad de los grandes edificios

Si pensamos en los motivos que llevan a los rusos a decidirse por este tipo de construcciones gigantescas (recordemos que Moscú es la ciudad europea con los edificios más altos), existen varias razones que podrían explicar este hecho. Puede ser porque, en estos tiempos, es más fácil encontrar allí inversores para estos prestigiosos pero carísimos proyectos de construcción. O quizá porque las leyes rusas que regulan la construcción son menos y más livianas que en otros países.

A pesar de todo, los rascacielos europeos son más bien bajitos, si los comparamos con los más altos del mundo. En Dubai está el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa (Torre Khalifa), con 828 metros de altura. Y ya se está construyendo en Jeddah, en Arabia Saudí, la madre de todos los rascacielos, la Kingdom Tower que medirá la increíble cifra de 1.000 metros de altura (un kilómetro, nada menos).