Malmö, una ciudad eurovisiva
Mälmo es la tercera ciudad más grande de Suecia, después de Estocolmo y Gotemburgo; y a pesar de ello y de su espíritu cosmopolita, sigue conservando ese aspecto de pequeña urbe que la hace tan acogedora para el visitante. Se encuentra en la provincia de Escania, en el extremo sur del país; queda unida a Dinamarca por el puente de Oresund, y separada de Copenhague por unos 16 kilómetros de mar.

Gracias al interés que se respira en Malmö por la música, el teatro, la danza y el cine se la considera el centro cultural de la Suecia del sur, y esto se manifiesta en los muchos festivales que se organizan en la ciudad. Merece la pena conocerla y disfrutarla, porque tiene mucho que ofrecer: no por nada ha sido escogida para ser la sede del Festival de Eurovisión en 2013.

Una ciudad de contrastes

El punto de partida ideal para conocer la ciudad es su Plaza Mayor o Stortorget. Está en el centro de la ciudad y en ella podréis ver la estuatua ecuestre de Kart X Gustax, rey famoso por conquistar Escania a los daneses. En Stortorget llama la atención un imponente edificio de estilo renacentista holandés: el Malmö Radhus, que aloja la sede del Ayuntamiento de la ciudad. Cerca está la iglesia de St. Petri Kyrka, cuya torre domina la ciudad y se divisa desde cualquier punto. Es un templo de estilo gótico realizado en ladrillo rojo y con tejados de cobre, materiales que lo distancian de nuestras iglesias españolas. Se cree que es el edificio más antiguo de Malmö, a partir del cual fue surgiendo la ciudad.

Arquitectura del siglo XXI

Malmö, una ciudad eurovisiva
Por último, si te apasiona la arquitectura, no puedes dejar de visitar el Turning Torso Building, un imponente rascacielos de 190 metros y 54, plantas diseñado por Santiago Calatrava. Lo más curioso de este lugar es que el rascacielos va girando de arriba abajo, nada menos que 90º. Es sin duda un edificio de premio, ya que recibió el MIPIM en la Feria de la Construcción de Cannes (Francia) de 2005 al mejor edificio residencial del mundo.