Majlis al Jinn, la segunda cueva más grande del mundo
Tantos lugares por descubrir y tan poco tiempo para hacerlo… Pero no te preocupes porque en Destinolandia te acercamos los rincones más mágicos y sorprendentes que tu mente sea capaz de imaginar.

En esta ocasión viajamos al suroeste de Asia para detenernos en Omán. Un país que esconde un paisaje impresionante, que podría ser el escenario de cualquier película de Hollywood. Se trata de la cueva Majlis al Jinn, que quiere decir “lugar de encuentro de los espíritus”. Y desde luego, su nombre lo dice todo. Porque esta cueva parece cosa de magia.

Una naturaleza mágica

Situada en la meseta de Selma, a 1.380 metros sobre el nivel del mar en el Sultanato de Omán, esta maravilla de la naturaleza obsequia a los turistas con unas vistas realmente sorprendentes.

Majlis al Jinn, la segunda cueva más grande del mundo
Además de su belleza, la cueva de Majlis al Jinn presume de ser una de las más grandes del mundo. Un impresionante paisaje natural que se oculta en el desierto de Omán y que a lo largo de la historia ha sido escenario de todo tipo de aventuras, dado su particular situación geográfica.

Deportes de riesgo

De hecho, por sus características geográficas, la cueva de Majlis al Jinn es uno de los lugares preferidos de los turistas más aventureros, ya que es un buen lugar para practicar deporte de riesgo. El único inconveniente es que acceder hasta aquí no es tan fácil como parece.

majlis-jinn-segunda-cueva-grande-mundo2
Para llegar hasta esta maravilla de la naturaleza se necesita un permiso del gobierno. Aunque los afortunados que han tenido la oportunidad de visitar esta cueva coinciden en que el esfuerzo es recompensado con unas vistas de ensueño, únicas e inolvidables.

Un destino que en los últimos años ha adquirido gran popularidad, ya que deportistas profesionales han superado retos increíbles en esta cueva. Chris Sharma y Stefan Glowacz se adentraron en las profundidades para realizar una escalada asombrosa.