Madrás, cultura y playa en la India
Los viajeros que acuden a la India en busca de su exotismo, su color y su cultura, muchas veces se centran en ciudades míticas como Calcuta, Delhi o Bangladesh y dejan para mejor ocasión otras urbes menos conocidas pero igualmente interesantes. Es el caso de Madrás, la antigua Chennai, capital de Tamil Nadu y que se encuentra en el sur del enorme país asiático. Madrás es la cuarta ciudad más grande de la India y actualmente es conocida por su nombre original, Chennai, aunque todavía se emplea también el otro toponímico. Alrededor de ocho millones de habitantes la pueblan y forman un abigarrado conjunto de mercados y cultura, que se combina con bellos templos y playas.

Si bien la ciudad en sí no es especialmente bella, merece la pena pasar unos días en Madrás para conocer sobre todo sus monumentos, sus playas y sus mercados.

El Templo de Parthsarthy, la Catedral y el Fuerte Madrás son lugares de interés que figuran en las guías, pero sin duda lo que enamora a quienes llegan a Madrás es el Mercado Chino, un conjunto de sensaciones difícil de olvidar. Las callejuelas se muestran atestadas de puestos de comida, flores, animales… Los comerciantes limpian flores y las trenzas para crear guirnaldas que se venderán en los templos, y son muy acogedores. El Mercado Chino de Madrás tiene además fama de ser bastante seguro para los viajeros.

Madrás, cultura y playa en la India
Chennai o Madrás es también una ciudad famosa por su playa. Y es que este arenal no es cualquier cosa: es el más grande de la India… Y el segundo de mayor tamaño del mundo. Su nombre es Marina Beach y es tan inmensa que el viajero que busque tranquilidad puede estar seguro de encontrarla: hay sitio para todos y para más. La playa Marina tiene una extensión que ronda los trece kilómetros, extendiéndose a lo largo del mítico Golfo de Bengala.