Los monumentos más raros del mundo
¿Ya sabes dónde vas a ir estas vacaciones? Si estás planeando el viaje, pero todavía no has decidido el destino final te aconsejo que tengas en cuenta cualquiera de los siguientes lugares que te ofrezco a continuación, donde tendrás la oportunidad única y exclusiva de descubrir los monumentos más raros e insólitos que te puedas imaginar.

Una de mis construcciones favoritas se encuentra en Korea y desde luego creatividad no le falta en absoluto. Como puedes ver en la fotografía que aparece al inicio de este artículo se trata de una obra que no pasa fácilmente desapercibida. Una especie de banco que quiere ser devorado por dos hombres muy hambrientos.

Los monumentos más raros del mundo
Otro monumento también muy curioso está en Hungría y en concreto en la capital Budapest, principal centro industrial, comercial y turístico del país. Si te acercas a este inolvidable punto de la geografía húngara serás testigo de una de esas construcciones que necesitas verlas varias veces para darte cuenta de lo que realmente están viendo tus ojos. El monumento del que te estoy hablando es una pobre vaca derretida en medio de la calle.

Los monumentos más raros del mundo
Más sorprendente todavía resulta el tiburón empotrado en medio del tejado de un edificio. Esta curiosa construcción se encuentra en Oxford, Reino Unido, y es capaz de dejar anonadados incluso a los turistas más experimentados.

Los monumentos más raros del mundo
Y para terminar con esta pequeña y curiosa selección de monumentos raros nos acercaremos hasta la ciudad de Praga en la República Checa, para contemplar la estatua de dos hombres orinando en mitad de la calle. Este increíble monumento se encuentra situado en el Museo dedicado al genial escritor bohemio, Franz Kafka, por lo que además de fotografiar este curioso monumento, también podrás sumergirte en la vida y experiencia del autor.