Los monumentos más bonitos del mundo
¡Qué difícil es hacer este tipo de listas o rankings…! Cuando hablamos de los monumentos más bonitos, las ciudades más divertidas o los sitios más impresionantes, siempre se nos quedan muchísimos lugares en el tintero que los lectores no dudáis en recordarnos… Algo que desde luego agradecemos, y mucho. De hecho, este artículo se presenta como una lista abierta que en Destinolandia queremos empezar, para que vosotros completéis con vuestras sugerencias.

Por mi parte he escogido algunos monumentos imprescindibles, pero también he intentado meter en mi lista otros igualmente magníficos, pero menos conocidos. Y también, he de reconocerlo, he barrido un poquito para casa… Aquí van mis preferencias: el orden es aleatorio, no por gusto ni importancia.

Una torre mítica y la ciudad del desierto

Los monumentos más bonitos del mundo
Si empiezo por la Torre Eiffel, lo hago sin duda algo influida por la proximidad de San Valentín. París es la ciudad del amor por excelencia, y su excelsa torre de hierro se ha convertido en un icono mundial. Estilizada y elegante, cuando fue construida se convirtió en motivo de polémica por su excesiva modernidad… ¡Quién lo diría! Y pasamos de la modernidad a la antigüedad, pero sin perder un ápice de interés. La Ciudad de Petra, excavada en Jordania por la civilización nabatea, sigue siendo uno de los lugares más impresionantes del planeta a pesar de que muchos siglos han transcurrido sobre sus arenas. Su mezcla entre naturaleza en bruto y delicadas tallas en piedra es algo inolvidable.

Templos bajo la maleza y cabezas descomunales

Los monumentos más bonitos del mundo
Otro de mis lugares de referencia es sin duda Angkor, la milenaria ciudad ubicada en la selva de Camboya, cuyos templos de piedra van siendo colonizados poco a poco por las raíces de los árboles y la vegetación. Algo que, lejos de estropear su aspecto, le aporta una increíble monumentalidad. Y qué decir de los misteriosos moais de la Isla de Pascua, las gigantescas cabezas de piedra que montan vigilancia en el paraje desértico… A día de hoy siguen siendo un enigma para los investigadores, y hay quien los relaciona con seres de otros mundos.

La gran cúpula y las iglesias subterráneas

Los monumentos más bonitos del mundo
Si alguna vez habéis viajado a Roma, seguro que habéis pasado por el Panteón. Entrar en su penumbra llena de color es toda una experiencia: de hecho, fue durante mucho tiempo la mayor cúpula del mundo conocido. La luz que entra en el Panteón es sublime, y también lo es su decoración de frescos y su pavimento de mármol de mil colores. Y pasamos de la espiritualidad más sofisticada, a la más sobria: la de las impresionantes iglesias rupestres de Lalibela, en Etiopía. Excavadas en el suelo, su monumental forma de cruz crea un paisaje lleno de espectacularidad.

El Palacio más célebre y un puente muy especial

Los monumentos más bonitos del mundo
La Alhambra es sin duda uno de los monumentos más bellos y populares de nuestro país, si no el que más. Su armoniosa concepción, sus etéreos jardines, sus fuentes y ámbitos…Crean un conjunto que nos hace evocar los tiempos de Al-Andalus, la tradición árabe y la cultura del agua. Una visita imprescindible para cualquier amante del arte. Y para terminar, no puedo sino resaltar un monumento que se encuentra en mi “patria chica”: el Puente Colgante, o más bien Puente Transbordador de Portugalete (Vizcaya), que guarda sereno la desembocadura del Nervión. Su estilizada silueta es ya todo un clásico, emparentado en estética con la Torre Eiffel. Y además es el puente transbordador más antiguo del mundo, y uno de los tres únicos existentes en el planeta.