Leyendas y edificios medievales te esperan en Salamanca
La ciudad de Salamanca posee un patrimonio artístico y una belleza arquitectónica que se aprecia en sus numerosos palacios, iglesias y catedrales, en los que destacan distintos estilos como el románico, el gótico y el barroco. Todo ello, convierte a la ciudad de Castilla y León, situada a orillas del río Tormes, en un destino perfecto gracias a su encanto medieval, a su cultura y a sus bien conservadas tradiciones. Nombrada Patrimonio de la Humanidad en 1988, Salamanca es además una de las ciudades universitarias más importantes.

Algunos de sus edificios más emblemáticos son la Plaza Mayor, la casa de las Conchas, la Catedral Nueva y por supuesto la Universidad, que es la segunda más antigua de España y la primera de Europa en ostentar el título de universidad como tal. La lista de edificios históricos parece que no termina nunca, la Iglesia de San Juan de Sahagún, el Palacio de Orellana o el Convento de las Dueñas, son más ejemplos de la cultura y de la historia que ofrece esta ciudad.

Leyendas y edificios medievales te esperan en Salamanca
La mejor recomendación para disfrutar de Salamanca es pasear por sus calles. Es una ciudad tranquila y pequeña, aunque su clima presenta grandes contrastes, mucho calor en verano y mucho frio en invierno, por lo tanto conviene ir preparado para conocer la ciudad sin sufrir molestias innecesarias.

Leyendas y edificios medievales te esperan en Salamanca
En cuanto a la gastronomía, hay dos rutas muy populares para saborear deliciosas tapas en la mejor compañía: los alrededores de la calle Van Dyck y cerca de la Plaza Mayor. La visita a Salamanca no puede terminar sin encontrar la famosa rana en la fachada de la Universidad y el astronauta en la Catedral nueva, tal y como manda la tradición. Los viajeros más curiosos también encontrarán mas leyendas como por ejemplo en la Cueva de Salamanca, donde se dice que el diablo enseñaba magia a los estudiantes, o el Huerto de Calixto y Melibea, un bello jardín de estilo musulmán que aparece en el clásico de Fernando de Rojas “La Celestina”.