Las Negras, un rincón lleno de encanto
No hace falta viajar lejos de nuestro país para encontrar nuestro particular paraíso. Si bien viajar siempre es positivo y desde luego, hay miles de lugares en el planeta para descubrir, muchas veces no somos capaces de valorar lo que se encuentra más cerca de nosotros… Precisamente por eso, por encontrarse cerca.

La geografía española atesora rincones llenos de belleza, como por ejemplo el pueblo de Las Negras, situado en la zona del Cabo de Gata de Almería. Quienes busquen grandes lujos, rascacielos o una vertiginosa vida nocturna harán bien en evitar este lugar: en Las Negras se respira tranquilidad, sabor marinero, naturaleza y “buen rollo”.

Como antaño

Las Negras, un rincón lleno de encanto
Este enclave forma parte del Parque Natural y Reserva Marina del Cabo de Gata, un lugar casi paradisíaco que los submarinistas adoran. Las Negras es un pequeño pueblo que antiguamente basaba su economía en la pesca, aunque hoy día es el turismo lo que más ingresos lleva a la localidad. Sin embargo, Las Negras no ha crecido desmesuradamente en lo que a urbanismo se refiere, y todavía es el rincón lleno de encanto de hace décadas.

Un bar muy especial

Las Negras, un rincón lleno de encanto
El pueblo tiene una estrecha playa de piedra, delante de la cual hay un pequeño bar con unas sillas en el exterior. Este lugar es el punto perfecto para tomarse una cerveza (o más de una…) al atardecer, viendo cómo llegan las zodiacs del club de buceo, que llevan y traen a los submarinistas a visitar los fondos marinos. El atardecer aportará su luz mágica al momento… Y para amantes del ejercicio y la naturaleza, la ruta que une Las Negras con la Cala San Pedro es una buena recomendación. Para el resto hay excursiones en barca sobre las que podéis informaros en el bar. En cuanto a la vida nocturna, un consejo: acercáos si podéis al Bar de Joe, un lugar inclasificable muy cerca de Las Negras, donde viviréis las tardes y noches más increíbles bajo las estrellas.