Las impresionantes iglesias de Lalibela
Hace unos cuantos días estaba viendo un reportaje en la televisión sobre las iglesias excavadas de Etiopía y no hacía más que sorprenderme de los lugares tan increíbles que hay en el mundo, y que hoy día se conservan igual que hace cientos de años. Y es que Lalibela, la ciudad de Etiopía que se ha ganado a pulso el nombre de “Petra de África”, se encuentra hoy día en un estado muy similar a cuando estas iglesias fueron excavadas.

Su espectacularidad, su belleza artística y monumental y el hecho de que las iglesias de Lalibela no se parecen a nada en el resto del planeta hace de este lugar un destino inmejorable para un viaje muy especial.

Las impresionantes iglesias de Lalibela
Lalibela, ciudad a la que también se la conoce como “la Jerusalén Negra”, se encuentra en el norte Etiopía y cuenta con alrededor de cincuenta mil habitantes. Desde luego, y a pesar del turismo incesante que recibe esta ciudad, la pobreza sigue siendo evidente en ella y también lo es la falta de equipamiento turístico y social. En Lalibela no hay bancos, ni farmacias, ni estaciones de servicio… Pero sí hay unas iglesias (un total de once) tan maravillosas que su sola vista quita la respiración.

Las iglesias de los ángeles

Las impresionantes iglesias de Lalibela
La leyenda cuenta que fueron los mismos ángeles los que construyeron los templos en un solo día, mientras que otras fuentes dicen que las construcciones surgieron mágicamente de un sueño del antiguo rey Zagwe. Lo cierto es que poco se sabe de sus constructores, que excavaron el suelo de roca y le fueron dando forma durante alrededor de los 25 años que tardaron en construir las once iglesias. Esto ocurrió entre los siglos XI y XII, a ambas orillas del mítico y sagrado río Jordán. Estas iglesias son un indudable recurso turístico, pero también cumplen su función espiritual y en ellas hay alrededor de quinientos sacerdotes y de doscientos monjes. Para llegar hasta Lalibela puede hacerse en avión desde Gondar, o bien en autobús (nada recomendable, ya que tarda 12 horas).