La piscina más grande del mundo
¿Os imagináis una piscina que parece un lago? Pues existe, y está en Chile. Es la piscina del complejo hotelero San Alfonso del Mar, en Algarrobo y, según el Libro Guiness de los Records, es la piscina más grande del mundo.

Mide más de un kilómetro de largo, ocupa nada menos que 8 hectáreas de terreno, y contiene la friolera de más de 250 millones de litros de agua marina, convenientemente filtrada y tratada. Ahí es nada. En esta piscina, hacer un largo es toda una hazaña…

Nadar a lo grande

La piscina más grande del mundo
La piscina se inauguró en el año 2006 para dar servicio a un gigantesco resort con cientos de apartamentos de lujo, y la razón fundamental por la que se construyó es que, en esta zona, el Océano Pacífico, situado a tan solo 100 metros de la piscina, es peligroso y extremadamente frío como para poder bañarse. Para solucionar el problema, crearon esta colosal piscina cuyo tamaño es como el de 6.000 piscinas normales juntas. ¿Es o no es increíble? No es de extrañar que tardaran casi cinco años en construirla…

Y, aunque el dinero no es un problema para los propietarios de este descomunal resort chileno (que también incluye un balneario y un acuario), los costes anuales de mantenimiento de la piscina rondan los tres millones de dólares.

Casi como el mar…

La piscina más grande del mundo
Nadar en esta piscina es todo un lujo, ya que en ella el agua está a una temperatura de 26ºC. Tiene varias profundidades, pero en su punto más hondo mide nada menos que 30 metros.

Uno de los mayores atractivos de esta piscina es que, además de nadar, se pueden practicar deportes acuáticos, como la vela, el surf o el buceo. Y, si lo os gusta es tomar el sol, también se crearon a su alrededor playas artificiales de arena dorada. Será un sucedáneo del mar, pero hay que reconocer que tiene glamour…