La isla más bonita de Brasil
Bañada por las bravas aguas del Océano Atlántico, la isla brasileña Florianópolis se convierte en el destino perfecto para disfrutar de unas idílicas vacaciones. Una región poco conocida desde el punto de vista turístico, que atrae cada vez a más viajeros curiosos. A sus paisajes naturales de incalculable belleza y a su amplia variedad de propuestas de ocio, se suma también un pasado cultural que está fielmente reflejado en muchas de sus tradiciones y monumentos históricos.

Uno de los grandes atractivos de Florianópolis son sus extraordinarias playas, que se convierten en el principal reclamo turístico. La oportunidad perfecta para refrescarse en un chapuzón en el agua, mientras disfrutamos de las agradables temperaturas del país. Como no podía ser de otra forma, la agenda de actividades está marcada por los deportes acuáticos, como el surf, los paseos en barco, el sandboard, la pesca y el submarinismo, entre otras propuestas.

La isla más bonita de Brasil
Si prefieres quedarte en tierra firma, nada mejor que adentrarte en las profundidades de la naturaleza más característica de la isla brasileña del Estado de Santa Catalina, a través de las rutas de senderismo de la región o excursiones por las ciudades más típicas. La gastronomía es la expresión cultural más exquisita y deliciosa de Florianópolis, donde tendrás la oportunidad de degustar una amplia variedad de platos y exóticas frutas.

La isla más bonita de Brasil
Y para los que quieran descubrir el estilo de vida más auténtico de la región, pueden disfrutar de las danzas africanas más tradicionales como la Capoeira. Sin duda el destino vacacional perfecto con sol y playa, cultura, gastronomía y fiesta, aunque lo mejor de todo es que la isla no es muy conocida por el gran público, así que disfrutarás de un cierto descanso. Un paraíso perdido en el que desconectar de nuestro frenético ritmo de vida y recargar energías.