La ciudad más grande de Europa
La exótica y desconocida ciudad turca de Estambul esconde un sinfín de secretos que esperan a ser descubiertos por los turistas más curiosos. A medio camino entre Asia y Europa, Estambul es la ciudad más grande del país y de todo el viejo continente, además de una de las más hermosas. Si estás pensando en acercarte a este paraíso terrenal, los puntos turísticos más importantes de Estambul los encontrarás en el casco antiguo de la ciudad, que alberga todo tipo de construcciones típicas del país como mezquitas y bazares.

Un regalo para la vista es la Mezquita Azul o la Mezquita de Sultán Ahmed, con un espléndido exterior ajardinado único en toda la ciudad que contrasta con la espectacular belleza de unos mosaicos azules que aportan un toque especial y mágico al lugar. Otro edificio que tampoco puedes perderte es la Iglesia Santa Sofía, la antigua catedral cristiana de Constantinopla, convertida en mezquita, y desde 1935 en museo.

La ciudad más grande de Europa
También te recomiendo visitar el Palacio de Topkapi que fue el centro administrativo del Imperio otomano. Con la excusa de acercarte a esta construcción también podrás visitar varios museos y monumentos emblemáticos de la cultura turca que están muy cerca de este palacio, y que es el ejemplo perfecto del estilo de la arquitectura seglar turca. Y como broche final para unas vacaciones inolvidables, nada mejor que descubrir los sabores y los aromas más típicos de la gastronomía turca. Un interesante y deliciosa manera de acercarse a las costumbres y a las tradiciones de este exótico país.

Unas vacaciones inolvidables en un país desconocido que desde hace unos años figura entre los destinos favoritos de muchos turistas procedentes de todos los rincones del mundo, y que a partir de ahora puedes descubrir por qué. ¡No dejes que otros te lo cuenten!