La ciudad más antigua de Argentina
Argentina es un país de paisajes espectaculares, pero también de ciudades. Quienes han visitado lugares como Buenos Aires o Córdoba, por citar solo dos urbes, hablan maravillas de su ambiente cosmopolita, su cultura y su vida. Sin embargo, la ciudad más antigua de Argentina no es ninguna de estas dos sino otra más desconocida, pero igualmente interesante.

Su nombre es Santiago del Estero, es la capital de la provincia del mismo nombre (situada en el norte del país) y muchos consideran que es una de las ciudades más bellas de Argentina. Su mezcla de arquitectura colonial, naturaleza y modernidad la convierte en un destino muy atractivo.

A orillas del Río Dulce

La ciudad más antigua de Argentina
Esta ciudad es la más antigua del país, siempre tomando como referencia las que todavía existen en Argentina. Se encuentra a la orilla derecha del Río Dulce, algo que convierte a sus alrededores en parajes llenos de belleza perfectos para realizar excursiones e incluso bañarse en sus playas de arena fina. La población de Santiago del Estero ronda los 328.000 habitantes, tras la adhesión de la ciudad de La Banda a su área metropolitana.

El Santo Sudario

La ciudad más antigua de Argentina
La antigüedad de esta villa hace que sea conocida como “madre de ciudades”. Aunque no es la primera urbe fundada por los españoles en el país, sí es la más antigua que se mantiene en pie. En Santiago del Estero hay mucho que ver: la Catedral Basílica (la primera que se edificó en Argentina), el Convento de Santo Domingo y el Centro Cultural del Bicentenario, construido en el año 2010. A modo de curiosidad, señalar que en el Convento de Santo Domingo se conserva uno de los dos únicos Santos Sudarios existentes en el mundo. Se encuentra en el edificio del antiguo Cabildo, una construcción colonial de gran belleza totalmente rehabilitada. Y para quienes quieran disfrutar de la naturaleza y el agua, las orillas del Río Dulce ofrecen tranquilidad, playas y campings de calidad.