La ciudad Keelung en Taiwán
Cuando pensamos en paisajes, siempre nos viene a la cabeza la imagen de unas playas paradisíacas de aguas cristalinas y fina arena blanca, frondosos bosques y altas montañas, o incluso algún escenario urbano con monumentos llenos de historia.

Sin embargo, nunca nos imaginamos que los lugares abandonados también pueden ser igual de hermosos y misteriosos. Rincones inhóspitos y mágicos como la ciudad de Taiwán que te presentamos hoy en Destinolandia. ¿Preparados para el viaje? ¡Comienza la aventura!

Rincones abandonados con mucha historia

La ciudad Keelung en Taiwán
En esta ocasión nos trasladamos hasta la ciudad de Keelung se encuentra en el norte de Taiwán y está rodeada de verdes montañas, que confieren al paisaje de una belleza realmente excepcional.

La ciudad formó parte del Imperio Español entre 1626 y 1642, aunque por aquel entonces era conocida con el nombre de La Santísima Trinidad. Tras la expulsión de los españoles, fueron los holandeses quienes ocuparon esta ciudad que goza de un enclave estratégico que se han disputado diferentes países a lo largo de la historia.

La ciudad Keelung en Taiwán

Una ciudad con un encanto realmente especial, que es uno de los mejores puertos naturales de la parte norte del país asiático. Una visita muy recomendable por sus muchos atractivos turísticos, porque no solamente te vas a encontrar ruinas y zonas abandonadas.

Grandes atractivos turísticos

Dejando a un lado todos estos rincones, la ciudad de Keelung también nos sorprende con unas impresionantes fortalezas, un mercado nocturno e incluso su cueva hechizada. Sin olvidarnos tampoco de las festividades tradicionales de la región y su exótica gastronomía, para los paladares más exigentes.

La ciudad Keelung en Taiwán

¿Te animas a descubrir una de las joyas más increíbles de Taiwán, en la República de China? Para los amantes del turismo asiático en estado puro, la ciudad de Keelung es una visita obligada. Rincones abandonados y llenos de historia, que se fusionan con un estilo de vida mucho más contemporáneo y una cultura apasionante.