La ciudad con más monumentos del mundo
Conocida como la ciudad de los monumentos, Bosra es una región muy antigua localizada en el sur de Siria que esconde algunas de las construcciones más asombrosas y mágicas que te puedas imaginar. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980, Bosra es un lugar muy famoso gracias a las numerosas ruinas, mezquitas y murallas que rodean la ciudad.

Sin embargo, el principal atractivo de la ciudad radica en sus características rocas negras empleadas en la construcción, que atraen el interés de los turistas más curiosos y confieren al lugar de un toque muy original y pintoresco. Otro aspecto que sorprende mucho a los viajeros es el magnífico estado de conservación de los monumentos, a pesar de la antigüedad de los mismos.

La ciudad con más monumentos del mundo
Entre sus gruesas murallas, Borsa esconde también un magnífico teatro romano del siglo II, unas ruinas nabateas, romanas y bizantinas, además de varias y espectaculares mezquitas donde serás testigo de la auténtica cultura de la región. Sumérgete en el estilo de vida más tradicional de los habitantes a través de sus callejuelas estrechas y sinuosas, sus casas bajas y sus antiguas columnas que se alzan majestuosas ante la asombrada mirada de los turistas.

Con unas edificaciones de gran belleza arquitectónica y muy antiguas, Bosra es uno de esos destinos vacacionales de ensueño que no te puedes perder. Así que empieza a ahorrar para descubrir este asombroso rincón de Siria que es además una de las etapas más importantes en la ruta de peregrinación a La Meca.

La ciudad con más monumentos del mundo
Un viaje cultural por la historia más antigua y hermosa del país, que no te dejará indiferente. Y como broche final para una escapada de lujo, nada mejor que descubrir los aromas y sabores más tradicionales de la gastronomía de la región.