La Catedral de Mármol, en Chile
El poder del agua y los agentes atmosféricos es realmente colosal, sorprendente. Y de ello nos damos cuenta cuando admiramos algunas de las maravillas naturales del planeta, muchas de las cuales han surgido gracias y debido a la acción del viento, el agua, la erosión continua de los elementos… Estos lugares espectaculares suelen atraer a gran cantidad de turistas pues, a su belleza especial, hay que añadir el interés y la magia que les confiere la forma en la que han sido creadas.

Eso es, precisamente, lo que ocurre en el lago General Carrera, en la región de Aysén, en Chile. El agua, golpeando durante miles de años la costa, ha modelado una formación rocosa espectacular que puede recorrerse en barca por dentro cuando bajan las aguas del lago.

Un santuario de piedra

La Catedral de Mármol, en Chile
Se trata de un lugar mágico y maravilloso, repleto de islotes y cavernas de gran belleza que han surgido cerca de la orilla y que muestran formas originales y curiosas. Y allí encontramos una gruta especialmente interesante: es la llamada Catedral de Mármol, una caprichosa formación cuya belleza especial atrae a numerosos visitantes. Cuando uno contempla esas formas irregulares y el color de la piedra que refleja los matices turquesa del agua, le parece encontrarse en otro planeta, tal es la originalidad del paisaje.

La Catedral de Mármol, en Chile
Para acceder a la Catedral de Mármol hay que esperar, en primer lugar, a que las aguas del lago hayan bajado lo suficiente. Cuando esto sucede es posible llegar hasta allí a bordo de una embarcación pequeña desde el pueblo de Puerto Río Tranquilo, en Chile Chico. Debido al clima de la zona, donde el tiempo siempre es bueno, podéis planificar vuestro viaje a la Catedral de Mármol en cualquier época del año, lo que es una ventaja.