La Carretera de la Muerte, para los turistas más aventureros
Si te van las emociones fuertes y no tienes miedo a las alturas, la carretera más peligrosa del mundo puede ser un destino ideal para ti. La encontrarás en Bolivia y conecta la selva amazónica con la capital del país.

Un título que se ha ganado a pulso. Y después de echar un vistazo a las imágenes que acompañan a nuestro artículo, entendemos por qué algunas personas se refieren a ella como La Carretera de la Muerte.

Hasta 800 metros de altura

Desde su espectacular trazado, hasta su impresionante localización y la historia de su construcción, nada en este camino te dejará indiferente. Resulta que fue construida con mano de obra esclava de prisioneros paraguayos, durante la década de 1930.

La Carretera de la Muerte, para los turistas más aventureros

También conocida como Camino a los Yungas, esta impresionante carretera une la ciudad de La Paz con la selva amazónica del norte del país, a través de los Andes. Así que, con semejantes características, no resulta extraño que haya sido bautizada como el camino más peligroso del mundo.

Una carretera en desuso

Un camino solo apto para los turistas más valientes y aventureros, que no teman a las alturas. El resto, nos conformaremos con ver este soberbio camino en fotografías. El problema es que, en la actualidad, esta carretera está en desuso, ya que existe otra ruta más moderna y segura.

Sus pendientes pronunciadas, el insuficiente espacio para el tránsito de grandes vehículos, además de la falta de guarda-raíles y su altura de hasta 800 metros, convertían a La Carretera de la Muerte, en el camino más peligroso del mundo.

La Carretera de la Muerte, para los turistas más aventureros

Pero además, en la carretera también hay zonas donde la lluvia y la niebla entorpecen la conducción. ¡Como si hiciera falta! Y a todo esto hay que añadir las piedras sueltas que caen desde las montañas.

El peor accidente hasta la fecha

Con semejantes condiciones, no es de extrañar que haya tenido lugar toda clase de accidentes de tráfico. El peor ocurrió en 1983, cuando un camión cayó al vacío arrastrando con él a todos los pasajeros. El peor accidente vial en Bolivia, que se cobró la vida de 100 personas.