Las islas Cíes, joya natural de Pontevedra
Son muchas las posibilidades turísticas que Galicia ofrece a sus visitantes, pero hay una en particular que destaca entre todos aquellos que las conocen. Hablamos de las islas Cíes. Además, se encuentran en uno de los espacios más ricos gastronómicamente hablando de la provincia de Pontevedra: las Rías Baixas.

El archipiélago de las Cíes está considerado parque natural y está formado por tres islas: Monteagudo (norte), do Faro y San Martiño (sur). Las dos primeras se encuentran unidas artificialmente por una escollera y naturalmente por el arenal de la Praia de Rodas y a la tercera se pasa en barco. Del mismo modo se llega a las islas desde los puertos de Vigo, Cangas y Baiona.

Las islas Cíes son un espacio natural y como tal es un lugar ideal para los amantes del senderismo. Son numerosas las rutas que, a pie o en bicicleta, puede realizar el viajero. Una parada obligatoria son los acantilados de la costa O Morrazo, que poseen igual belleza en invierno, cuando baten fuertemente las olas; como en verano, con un paisaje más sosegado.

Las playas de las islas Cíes son una de sus grandes bazas. Se caracterizan por tener una gran belleza gracias a su arena blanca. El aspecto más negativo es la baja temperatura que puede alcanzar el agua y que hace que el año se reserva para los más valientes.

Las islas Cíes, joya natural de Pontevedra

Paneras junto al mar

En Cambarro su playa cuenta con una característica: las paneras están a la vera del mar. Esta ciudad se construyó en función de las necesidades de sus habitantes y, así, no es de extrañar que la pesca y la agricultura, las dos tareas que daban trabajo, estén tan unidas.

Y teniendo en cuenta que estamos en tierras gallegas el buen comer y beber está garantizado. Pescados y mariscos que se pescan en sus costas, o carnes del interior de la provincia de Pontevedra ofrecen al comensal inmejorables platos. Todos ellos se bañan con los vinos Denominación de Origen de las Rías Baixas.