iglu-hotel-grandvalira-en-andorra
Los amantes de la naturaleza y de los destinos turísticos más insólitos tienen un cita en el Iglú-Hotel Grandvalira. Un alojamiento diferente para los que buscan una propuesta vacacional con mucho encanto, en pleno corazón de los Pirineos.

Prepárate para unas vacaciones inolvidables en un alojamiento lleno de sorpresas para que observes el firmamento desde tu jacuzzi. Una propuesta para los enamorados de un turismo completamente diferente a todo.

Las pistas de esquí de Grandvalira

iglu-hotel-grandvalira-en-andorra
El Iglú-Hotel Grandvalira está construido totalmente de nieve, en la estación de esquí del Principado de Andorra del mismo nombre, Grandvalira. La extensión más grande de los Pirineos con 210 km de pistas para esquiar.

El entorno de este alojamiento es sencillamente incomparable, pero el punto fuerte es el interior de este iglú-hotel. Unas construcciones de nieve situadas a 2.350 metros de altura y decoradas por artistas para garantizar una experiencia turística inolvidable.

Un iglú muy bien equipado

iglu-hotel-grandvalira-en-andorra
Un iglú completamente equipado con servicios como bar, restaurante, terraza y jacuzzi con hidromasaje a 36º desde el que podrás contemplar el cielo nocturno a través del techo de tu iglú.

Como te puedes imaginar, la temperatura en este tipo de construcciones se sitúa en torno a los 0º C. Así que vas a necesitar equiparte muy bien con la ropa y los complementos adecuados. Ropa y accesorios de nieve, gafas de sol y una linterna, entre otros complementos para una experiencia turística inolvidable.

Para toda la familia

iglu-hotel-grandvalira-en-andorra
¿Todavía no sabes con quién ir? Existen diferentes tipos de habitaciones: privadas, compartidas, para niños de 6 a 11 años, y también para niños menores de 5 años. Así que no te preocupes porque puedes disfrutar de esta gran experiencia con toda la familia, incluso con los más pequeños de la casa.

iglu-hotel-grandvalira-en-andorra
Un iglú-hotel para unas vacaciones diferentes y con unas vistas inolvidables. Una de esas experiencias únicas que todos deberíamos probar al menos una vez en la vida.