Hotel Taha Tai en la Isla de Pascua
La Isla de Pascua es un destino soñado por cualquier viajero con ambiciones que se precie. En nuestro blog ya hemos hablado sobre esta misteriosa y lejana isla y sus moais, las enormes figuras monolíticas de piedra (ochocientas ochenta y siete, en total) que representan a los antepasados de los habitantes de Rapa Nui, en eterna vigilancia sobre sus descendientes. La Isla de Pascua pertenece a Chile, pero se encuentra a más de 3500 kilómetros de sus costas. Y por muy lejana que parezca, en este lugar es posible encontrar alojamientos encantadores, muy agradables… E incluso, asequibles.

Tal es el caso del Hotel Taha Tai, que en lengua rapa nui significa ”junto al mar”. Y es que este hotel y sus bungalows se encuentran en plena costa de la Isla de Pascua, todo un paraíso.

Hotel Taha Tai en la Isla de Pascua
Resulta curioso encontrar este tipo de alojamientos en lugares que prácticamente parecen el fin del mundo. De hecho, a veces da la sensación de que tan solo los moais habitan este recóndito rincón del planeta; pero nada más lejos de la realidad. Hoteles como el Taha Tai reciben al viajero, y le ofrecen todas las comodidades. Y como podéis ver en las fotos, nada que ver con los rascacielos y bloques de cemento de otros lugares: es un hotel de estilo “villa colonial”, pequeño y encantador, pero con todas las prestaciones.

Hotel Taha Tai en la Isla de Pascua
El hotel Taha Tai ofrece al viajero dos opciones: habitaciones sencillas o dobles, y bungalows. Para que os hagáis una idea, la habitación doble cuesta 200 dólares al día, y la triple, 240. Los bungalows son un poquito más caros: el doble cuesta 220 dólares diarios. La verdad es que no son precios-chollo, pero si tenemos en cuenta lo que cuesta un viaje a la Isla de Pascua, no vamos a andar escatimando en el alojamiento. Ypor otra parte y teniendo en cuenta cómo es el hotel, tampoco nos parece excesivo.

En fin, que para quienes tengáis la suerte de viajar a este mítico lugar, el hotel Taha Tai puede ser una buena opción para disfrutar a tope del paraíso.