Hostales y Hoteles baratos en Dublín
Dublín, la capital irlandesa, en las últimas décadas ha cambiado enormemente. De ser una ciudad introvertida y hasta un poco dura en cuanto a estilo de vida, ha pasado a ser dinámica, culturalmente activa y con mucha diversión para los turistas. Su mayor atractivo: la cerveza. La conocidísima Guiness es irlandesa y tiene su fábrica en Dublín. Lo que menos gusta a los turistas: los precios. El precio medio de una pinta es de €5.50, pero hay pubs como el D-Two en, Harcourt Street o el Connerstone, en Wexford Street donde las puedes conseguir a €3.50. ¡Es cuestión de saber buscar!

Otra alternativa para ahorrar durante tu estancia en Dublín, es ir andando a casi todas partes y aprovechar los días de buen tiempo para visitar sus preciosos parques. El St. Stephen’s Green, el Merrion Square Park, el Phoenix Park o el National Botanic Gardens son de acceso gratis y pueden ser el lugar ideal para hacer un económico picnic. Además, conviene elegir bien dónde dormir. Los hostales en Dublín son perfectos para encontrarte con otros viajeros de todo el mundo que no dudarán en ayudarte a planear tu estancia. También hay hoteles baratos en Dublín que pueden encajar con lo que buscas.

El Generator Hostel Dublin está ubicado cerca de los puntos a visitar de la ciudad, como la Vieja Destilería de Jameson, la cervecería Guinness y el Castillo de Dublín. Tiene muy buenas conexiones de transporte y se respira un ambiente muy juvenil y divertido. Además, el hostal ofrece visita guiada a pie gratis y sábanas y toallas sin coste adicional, entre otras ventajas.

El Abigails Hostel es el lugar ideal para quien quiere un hostal en Dublin sin renunciar a la seguridad y la comodidad. Tiene unas impresionantes vistas al río Liffey y está a muy poca distancia del histórico puente Halfpenny Bridge, construido en 1816 y que fue el único peatonal hasta la construcción del puente Millennium Bridge. La recepción está abierta 24 horas y el personal es agradable y ayudará al huésped en todo lo que necesite.

El Jackson Court Hotel es un hotel pequeño pero lleno de vida en el centro de Dublín, en el Village Quarter, a solo 5 minutos andando de Stephens Green y Grafton Street. El tranvía Luas pasa frente a la puerta y llevará al cliente a cualquier rincón de la ciudad en pocos minutos. Las habitaciones tienen TV, baño privado, té y café y ventanas dobles (para aislar del frío y del ruido).