Honolulu, un paraíso tropical
Ya lo decía la famosa canción del mítico grupo Mecano, Hawái es un paraíso. Al menos así opinan quienes han visitado este hermoso archipiélago polinesio, y uno de los cincuenta estados de Norteamérica. Compuesto por dieciocho islas y atolones, Hawái se extiende a lo largo de 2.400 kilómetros de asombrosa naturaleza y playas.

Un dato curioso es que su origen se debe a la acción de unos volcanes que surgieron del fondo del mar. La isla tiene cinco volcanes, aunque el Kīlauea es el más activo de todo el mundo. Su principal y más popular ciudad es Honolulu, sobre la que seguro habrás oído hablar en más de una ocasión. Su espléndido clima tropical y su hermosa naturaleza hacen de este lugar un destino de ensueño donde disfrutarás de un divertido chapuzón en sus cristalinas y tranquilas aguas, mientras te bronceas bajo los rayos de un cálido sol.

Honolulu, un paraíso tropical
En Honolulu no encontrarás edificios muy antiguos e históricos como en el viejo continente europeo, ya que sobre todo se trata de un paraíso natural donde podrás practicar deportes acuáticos como submarinismo, pesca en aguas profundas o nadar con delfines.

Honolulu, un paraíso tropical
Sin embargo, algunas visitas muy interesantes son el Palacio Lolani y Pearl Harbor, rincones con encanto y cierta historia. El primero de ellos es el tesoro nacional más importante de Hawái, que además fue la residencia oficial de los dos últimos monarcas de este territorio.

Honolulu, un paraíso tropical
En memoria de los ataques de los japoneses a los norteamericanos se construyó Memorial Pearl Harbor, un espléndido y hermoso espacio de gran belleza arquitectónica, con formas blancas y minimalistas que te dejarán con la boca abierta.

Honolulu, un paraíso tropical
Toma buena nota de otras actividades que puedes realizar y otras visitas recomendadas a la ciudad de Honolulu, como el Jardín Botánico, la Reserva Natural de la bahía de Hanauma o el Zoológico de Honolulu, entre otros lugares de interés turísticos.