Gastronomía y diseño rural te esperan en el hotel Casa Alta
El hotel rural la Casa Alta te invita a dar un paseo por el siglo XVIII y vivir la experiencia de aquella época, donde se respiraba un ambiente de tranquilidad y de paz. Situado en la Villa de Belmonte de Tajo, en la comarca de las Vegas de Madrid, destaca por su diseño de lo más vanguardista. El cuidado en los detalles se aprecia gracias a un excelente trabajo de rehabilitación empleando materiales tradicionales.

En la parte inferior del hotel está el restaurante con capacidad para cuarenta personas, que ofrece un elaborado menú donde destacan los platos tradicionales de la gastronomía castellana y madrileña. Aunque también ofrecen especialidades de la cocina búlgara para satisfacer incluso las exigencias de los paladares más exquisitos.

No hay duda de que la gastronomía es uno de sus principales atractivos, con una gran selección de productos para cubrir las exigencias de la dieta mediterránea. Buen jamón, caldos para no pasar frío en invierno, ensaladas para los amantes de la dieta sana y equilibrada, guisos de carne y deliciosos postres caseros, son algunas de las propuestas que Casa Alta ofrece a sus clientes, todo ello con garantía de calidad. Los vinos más prestigiosos de Madrid, aguardiente, orujos y singulares licores completan la apuesta gastronómica.

Gastronomía y diseño rural te esperan en el hotel Casa Alta
El hotel cuenta con biblioteca donde destaca una gran variedad de géneros y estilos, un huerto-jardín donde se cultivan los productos más naturales y bar-restaurante, entre otras instalaciones. Si te apetece un día más tranquilo puedes descansar en el salón de estar y leer algunas de las numerosas novelas, ensayos clásicos y modernos, poesías y cualquier otro libro acerca de la naturaleza y la geografía de la zona. Y los turistas que quieran practicar algún deporte no deben olvidar que durante el invierno comienza la temporada de esquí, así que lo mejor es hacer cuanto antes la reserva para poder disfrutar de las pistas.