Un fin de semana en Madrid
Madrid es una de las ciudades españolas que se convierten en un destino ideal para pasar un fin de semana. Es cierto que tiene tantas cosas que ver y actividades a realizar que no da tiempo ni a probar la mitad de las posibilidades que ofrece, pero sí una muestra representativa que, a buen seguro, os dejará con ganas de más. Su ubicación geográfica la convierte en un lugar de encuentro entre personas de diferentes puntos de España y sus buenas comunicaciones en un lugar al que llegar rápidamente.

Cultura, diversión, gastronomía, arte,…. Son muchas las opciones que ofrece Madrid al visitante, así que basta con tenerlas claras. Pasear por el Madrid de los Austrias o el bullicio de la Gran Vía es prácticamente obligado para quien visita la capital de España. En estas zonas uno encontrará, además, una amplia variedad de tiendas. El shopping se ha convertido en un fuerte reclamo de visitantes en los últimos años. Si hace buen tiempo el parque de El Retiro se convierte también en lugar de paso obligado.

Madrid acoge numerosos museos, de las más diversas temáticas. En función de vuestros gustos elegir el más adecuado, aunque por la cantidad de personas que reciben cada año hay tres que destacan y que se encuentran próximos entre si: el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza.

Un fin de semana en Madrid
La cultura madrileña va más allá de los museos y son numerosas las salas de conciertos y teatros que acoge. La cartelera de espectáculos es tan variada que resulta complicado no encontrar algo que se amolde a los gustos de todo el mundo.

Gastronomía cosmopolita

Lo mismo ocurre con la gastronomía. Madrid es una ciudad cosmopolita que acoge multitud de locales que ofrecen la mejor comida de todo el mundo. Pero también es de lo más variada la cocina local. El cocido madrileño es uno de los clásicos de su cocina y el mercado de San Antón uno de los mejores espacios para disfrutar de la gastronomía.