El Valle de la Muerte
Con este tétrico nombre se designa uno de los lugares más sobrecogedores, interesantes y famosos del mundo. El Valle de la Muerte (Death Valley) se encuentra en la zona del sureste del estado de California (Estados Unidos), y es una honda depresión que tiene alrededor de 225 kilómetros de largo y entre 8 y 24 de ancho, dependiendo de la zona. En realidad, este valle no es sino la cuenca del río Amargosa, que contiene el punto más bajo de toda Norteamérica (la depresión de Badwater, a ochenta y seis kilómetros bajo el nivel del mar).

Quienes quieran visitar el Valle de la Muerte harán bien en llevar ropa veraniega y protección solar, ya que se trata de la zona más cálida y seca de todo Estados Unidos. El Parque Nacional del Valle de la Muerte fue declarado Monumento Nacional en 1933 y Parque Nacional en 1994.

Su impresionante paisaje, del cual podéis ver un ejemplo en la foto superior, ha hecho que este lugar sea escenario de muchas películas, como por ejemplo el filme de culto Zabriskie Point rodado en 1970 por Michelangelo Antonioni. Además de escenarios cinematográficos y desiertos (este lugar forma parte del desierto de Mojave y del de Sonora), en el Valle de la Muerte también es posible encontrar lugares curiosos, como por ejemplo muchas ciudades abandonadas llenas de inquietante nostalgia. Es el caso de Chloride City, Leadfield, Ballarad y otras poblaciones que surgieron por la riqueza en bórax (elemento para la fabricación del jabón) de la región.

Pero sin duda uno de los lugares más atractivos y curiosos del Valle de la Muerte es Scotty’s Castle (el Castillo de Scotty, también conocido como el Rancho del Valle de la Muerte). Es una gran construcción que se edificó durante las décadas de 1920 y 1930, y debe su nombre a Death Valley Scotty (Walter Scott, pero no el novelista), un misterioso personaje a medio camino entre la leyenda y la realidad. Su amigo Albert Mussey Johnson construyó el castillo como casa de vacaciones para él y su mujer, pero Scotty hizo correr el rumor de que lo había edificado él con el dinero obtenido de sus minas secretas… Actualmente el castillo se puede recorrer en visitas guiadas que llevan a los visitantes de vuelta a los años 30 del siglo XX.