El Templo Kumari Ghar en Nepal
Nepal es uno de esos países desconocidos y poco frecuente en nuestra lista de destinos favoritos, sin embargo es una región misteriosa y exótica que no deja a ningún turista indiferente. Una visita recomendada si decides conocer Nepal es el templo Kumari Ghar, también conocido como la casa de la diosa viviente. Situado en pleno corazón de la capital del país, Katmandú. El mito y la realidad se mezclan para presentarte a una pequeña niña y diosa a la vez, adorada por la religión hindú y que habita en este templo.

La construcción presenta un diseño típicamente nepalí del siglo XVII, el ejemplo perfecto de la arquitectura del país con hermosas decoraciones con figuras de la religión hindú. Construido en madera es un soberbio edificio que esconde en su interior mucho misticismo e historias propias de la cultura hindú.

El Templo Kumari Ghar en Nepal
En el Templo vive una niña que aún no ha llegado a pubertad pero que es considerada la reencarnación de la diosa de la victoria en el hinduismo. Un dato curioso de esta creencia es que la pequeña pierde su carácter divino cuando se convierte en mujer por primera vez, en ese momento la diosa abandona su cuerpo para reencarnarse en otra niña.

Los sacerdotes comienzan entonces a buscar a la siguiente pequeña que debe pertenecer a la casta Shakya. Durante la selección, el sacerdote llega incluso a asustar a las niñas con ritos y máscaras terroríficas.

La joven que permanece imperturbable es la elegida, por lo que debe abandonar el hogar familiar y vivir en el templo, donde es educada por los sacerdotes más sabios de Nepal. Si estás interesado en conocer la auténtica cultura de Nepal no dejes pasar la oportunidad de acercarte a este templo y descubrir todos los secretos del país.