El secreto mejor guardado de California
Si alguna vez tenéis la suerte de viajar al estado norteamericano de California, lo más probable es que dirijáis vuestros pasos a ciudades como Los Ángeles o San Francisco, y a emblemáticos escenarios como Hollywood o la Isla de Alcatraz. Nada que objetar: son auténticos must-see que ningún viajero debería obviar.

Pero California esconde también bellos rincones desconocidos para la mayor parte de los viajeros, tan hermosos como el que hoy os muestro. Hablo de la Isla de Santa Catalina.

La isla del turismo activo

El secreto mejor guardado de California
Esta isla es conocida también como Isla Catalina o simplemente Catalina. Se trata de una isla rocosa situada en el Golfo del mismo nombre, a unos 35 kilómetros al sur de Los Ángeles, que forma parte del archipiélago de las Islas del Canal. Con una población que no llega a los 4500 habitantes, es un lugar tranquilo, lleno de belleza y con una amplia variedad de parajes naturales y lugares históricos para visitar. Muchos viajeros acuden a esta isla a practicar actividades como el esnórkel, el submarinismo o la navegación con kayak; también es el rincón perfecto para disfrutar de unas vacaciones playeras.

Casino Art Déco

El secreto mejor guardado de California
La ciudad más importante de esta isla lleva el romántico nombre de Avalon. En ella es posible visitar el Casino de Santa Catalina, edificado a principios del siglo XX y que hoy día es teatro, sala de baile y escenario de conciertos. Sus murales Art Déco, del año 1929, harán las delicias de los amantes del arte. Además, el interior y la costa de la isla guardan fantásticos secretos para los que busquen la naturaleza más desconocida: grandes extensiones de áreas protegidas y más de 80 kilómetros de costa con playas salvajes… Tampoco os perdáis el Centro de la Naturaleza en Avalon Canyon o el Jardín Botánico Memorial Wrigley.