el-pozo-mas-peligroso-de-estados-unidos2
Justo cuando pensábamos haberlo visto todo, descubrimos el enigmático pozo de Jacob en Texas, Estados Unidos. Una joya de la naturaleza que alcanza los 40 metros de profundidad.

En Destinolandia te presentamos un pozo natural que recibe aventureros y osados turistas que se atreven a disfrutar de un refrescante chapuzón en estas aguas. ¿Nos acompañas? Descubre los secretos que encierra esta maravillosa naturaleza.

Cavernas estrechas submarinas

Tan hermoso como misterioso, el pozo de Jacob es bastante peligroso por la profundidad de sus aguas. En realidad, el pozo tiene una profundidad de 10 metros, pero al estar comunicado con varias cavernas iluminadas, el pozo continúa y amplía su profundidad otros 30 metros más.

el-pozo-mas-peligroso-de-estados-unidos2
En esta caverna habitan diferentes especies de animales acuáticos como las algas. Además, la cueva tiene una falsa chimenea que parece ser una salida y que confunde a muchos buceadores, lo que supone el mayor peligro de esta atracción turística de la naturaleza.

Una cueva kárstica situada en el estado de Texas muy conocida en los Estados Unidos. Así que, si estás planeando una escapada a este país y tienes la oportunidad de visitar este escenario, no olvides hacerlo. Pero eso sí, con la mayor seguridad posible.

Con unos cuatro metros de diámetro, el pozo de Jacob desciendo 10 metros para dejar paso después a una serie de cámaras estrechas y algo inestables que es toda una aventura para los buceadores más osados y atrevidos.

Un pozo muy poco explorado

Un pozo poco explorado debido al peligro de estas aguas, donde han perdido la vida varios buceadores. Tanto así, que las autoridades son bastante estrictas con aquellos buceadores que quieren inspeccionar estas cámaras.

el-pozo-mas-peligroso-de-estados-unidos2
No obstante, se permite nadar y bucear en la superficie del pozo sin llegar a la parte más peligrosa. Además de disfrutar de un chapuzón en estas aguas, la naturaleza que rodea al pozo es un lugar ideal para pasear en familia, observar las aves que habitan en este lugar y seguir las rutas de senderismo que encontramos en los alrededores del pozo Jacob.