El Parque Nacional más bonito de Nueva Zelanda
En pleno corazón de la naturaleza más verde, exuberante y sobrecogedora de Nueva Zelanda, se encuentra uno de los mayores espectáculos naturales de nuestro planeta: el Parque Nacional de Fiordland. Un oasis de paz y belleza, de gran riqueza ecológica que conserva algunos espacios naturales todavía intactos.

Una visita muy recomendable para todos aquellos amantes del medio ambiente y de los deportes al aire libre. Sin lugar a dudas, un auténtico regalo para la vista y para los cinco sentidos, que despejará tu mente y hará volar tu espíritu. Además de disfrutar de un inolvidable y relajante paseo a lo largo y ancho del parque natural más famoso de Nueva Zelanda, también tendrás la oportunidad de realizar un sinfín de actividades más, en pleno contacto con la naturaleza.

El Parque Nacional más bonito de Nueva Zelanda
Para los turistas con espíritu aventurero y explorador, nada mejor que disfrutar de un entretenido paseo en barco. Un recorrido que dura alrededor de una hora y media y parte del puerto de Milford Sound, un valle excavado por un glaciar que presume de ser uno de los lugares más extraordinarios y populares de Nueva Zelanda.

El Parque Nacional más bonito de Nueva Zelanda
Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Milford Sound es una joya de la naturaleza que acercará a todos los viajeros a la inmensidad del Mar de Tasmania, obsequiándonos con mágicas vistas de la naturaleza más característica de la región. Enormes cascadas, altísimas montañas que alcanzan los 1.200 metros de altura y unas especies vegetales y animales típicas de esta región.

El Parque Nacional más bonito de Nueva Zelanda
Un viaje al corazón más profundo de este verde y natural país, en uno de los espacios más impresionantes de todo el mundo. Así que empieza a preparar tu equipaje con ropa y calzado cómodo y pregunta en tu agencia de turismo de confianza.