El Parque de los Monstruos
Visitar Roma, la Ciudad Eterna, es siempre un placer. La vista no da abasto para disfrutar de todo lo que esta milenaria urbe atesora en su seno: el Coliseo, el Foro, el barrio de Trastévere… Pero os voy a revelar un secreto: merece la pena alargar un poco nuestra estancia para acercarnos a visitar el Parque de los Monstruos, situado en la localidad de Bomarzo, a tan solo 70 kilómetros de la capital.

Solo con ver las imágenes que adornan este artículo ya os daréis cuenta de por qué os estoy recomendando esta visita. Este lugar, que en palabras de sus creadores “solo se parece a sí mismo”, es un mundo de maravillas en el cual los seres y las construcciones más alucinantes van surgiendo al paso del caminante. ¿Nos damos una vuelta por il Parco dei Mostri?

Seres fantásticos…Con mensaje

El Parque de los Monstruos
Nada más acercarnos a la entrada del parque, dos severas esfinges nos avisan: “Tú que entras aquí, pon tu mente aparte y dime si puede ser que tanta maravilla esté hecha por engaño o por un arte puro”. Es lo que nos espera a partir de que accedamos al parque, ya que todas las fabulosas esculturas y construcciones tienen su propia leyenda, simbología y explicación.

El Parque de los Monstruos
Desde el espeluznante Orco, cuya boca es una cueva que no invita precisamente a entrar; hasta la inquietante Casa de la Fama, una torre inclinada en cuyo interior perdemos el equilibrio y nuestra mente empieza a dar vueltas, todos los rincones del Parque de los Monstruos tienen una enseñanza y una moraleja.

Un poco de historia

El Parque de los Monstruos
Pero, ¿de quién fue la idea de crear un lugar tan especial y mágico? Pues de Pier Fancesco Orsini II, que en el siglo XVI diseñó el lugar junto con el escultor Pirro Ligorio y lo mandó construir como homenaje a su llorada mujer, Giulia Farnese. En principio el parque se llamaba Bosque Sagrado, pero con el tiempo el saber popular le ha dado su mucho más gráfico nombre actual. Una buena recomendación antes de visitar este fantástico parque es leer la monumental novela “Bomarzo”, de Manuel Múgica Laínez, que cuenta la vida del “contrahecho, cínico e intrigante” duque y el origen y construcción del lugar. Un parque donde la fantasía se convierte en realidad…