El Palacio de Invierno de San Petersburgo
San Petersburgo es la ciudad más progresista y cosmopolita de Rusia. Un desconocido y fascinante país que atrae cada vez más el interés y la curiosidad de muchos turistas procedentes de todos los rincones. El país más grande del mundo alberga un sinfín de destinos vacacionales dignos de ser visitados al menos una vez en la vida, aunque el más turístico y el favorito de muchos viajeros es la maravillosa San Petersburgo, considerada como la ventana de Rusia hacia el mundo occidental.

Entre todos sus monumentos, que son muchos, destaca el majestuosa y espectacular Palacio de Invierno. La que fue residencia oficial de los zares de Rusia entre 1732 y 1917, es un símbolo de grandeza que llegó a convertirse en el icono de la revolución rusa, así que si eres un apasionado de la cultura y de la historia de este país, seguro que el Palacio de Invierno te resulta conocido.

El Palacio de Invierno de San Petersburgo
Si por el contrario es la primera vez que lees acerca de esta impresionante construcción, será mejor que no te pierdas detalle porque si alguna vez tienes la oportunidad de visitar San Petersburgo, éste es uno de esos atractivos puntos turísticos que no debes olvidarte de visitar.

El Palacio de Invierno de San Petersburgo
Escenario de importantes hechos históricos como el Domingo Sangriento, el Palacio de Invierno sigue un modelo arquitectónico conocido como estilo barroco isabelino. Su inconfundible y característica combinación de colores verde y blanco, confiere al edificio de un majestuoso y original estilo que tan sólo encontrarás en esta espléndida ciudad de Rusia. A pesar de haber sido reformado en varias ocasiones, el Palacio de Invierno no ha perdido ni un ápice de su esplendorosa apariencia arquitectónica. Todo lo contrario, se ha consolidado como uno de los lugares favoritos de muchos turistas de todas las pertes del planeta.