El Museo Falológico de Islandia
Efectivamente, es lo que parece. El museo del que vamos a hablar hoy exhibe precisamente una amplia colección de lo que su propio nombre indica, lo cual lo coloca en cabeza en la lista de museos más raros, especiales, peculiares e incluso de más dudoso gusto de todo el planeta. Se trata del Museo Falológico de Islandia, también conocido como Faloteca Islandesa, un edificio más que peculiar en el que se exhibe una gran colección de órganos sexuales masculinos de diferentes especies animales… E incluso de seres mitológicos.

Su impulsor y actual director, Sigurður Hjartarson, fue hasta su jubilación profesor de Historia de secundaria en Reikiavik. Actualmente dirige este curiosísimo museo, que presume de mostrar genitales masculinos de prácticamente todas las especies animales de Islandia. Y cuando digo todas, quiero decir todas…

También de homo sapiens…

El Museo Falológico de Islandia
Y es que hasta el año 2011, el museo no contaba con la muestra correspondiente al homo sapiens. Falta que se subsanó cuando Paul Arason, un amigo de Hjartarson, cedió su órgano reproductor para que fuera incorporado a la colección tras su fallecimiento. En la Faloteca Islandesa es posible contemplar partes de los distintos ejemplares de la fauna del país, incluso de especies en peligro de extinción.

Monstruos mitológicos

El Museo Falológico de Islandia
Por otra parte, el museo también exhibe representaciones de los penes de las criaturas mitológicas más famosas de la tradición islandesa: elfos, trolls, monstruos de las profundidades marinas… Desde luego, puede que no sea el museo más elegante o con mejor gusto del mundo, pero raro lo es un rato. Si visitáis este maravilloso país y tenéis un rato libre, podéis acercaros hasta Húsavik (la localidad en la que se encuentra el museo, situada en la costa norte de Islandia); allí podréis contemplar su iglesia,su encantador puerto… Y el museo con la colección de falos más grande del mundo.