El Museo de la Tortura
Si estás planeando una visita a la hermosa y fascinante capital de Países Bajos, Ámsterdam, tienes una visita obligada en el Museo de la Tortura. Un espectáculo tan sólo apto para los viajeros más sombríos y lúgubres. En su interior encontrarás una completa exhibición de instrumentos que fueron empleados durante la Edad Media, y que consiguen sorprender hasta a los turistas más experimentados.

De todos modos es aconsejable que las personas sensibles se abstengan de visitar los pasillos y las exposiciones de este recinto, especialmente aquellos visitantes fácilmente impresionables. Todo tipo de asombrosos objetos, artilugios y herramientas de lo más maléficas, que te dejarán con la boca abierta y sin palabras te están esperando para ser descubiertas. Desde un garrote hasta una guillotina, una silla eléctrica y otros muchos artículos desconocidos y cuyo funcionamiento resulta difícil reconocer, aunque la imaginación de algunas personas puede llegar a ser realmente desbordante.

El Museo de la Tortura
No cabe duda de que la encantadora ciudad de Ámsterdam es un verdadero museo en sí misma con infinitos edificios y monumentos que harán las delicias de los turistas más aficionados a la cultura de este inolvidable país. Por algo el centro histórico de la capital de Países Bajos está considerado uno de los más importantes del viejo continente, además de uno de los más grandes de Europa.

En cualquier caso, si tienes en mente una escapada a Ámsterdam no te olvides acercarte a este museo, siempre y cuando no te dejes impresionar por unos artilugios tan macabros y maléficos como los que encontrarás en este inolvidable museo. Desde luego no exagero si te digo que la visita a este rincón de la capital de Países Bajos es una cita que no deja indiferente a nadie. Así que hazte con una completa guía de turismo para conseguir más información, pero recuerda que tendrás que acercarte al número 449 de la calle Singel que es donde se ubica el museo.