El Museo de Bob Marley en Jamaica
Si Bob Marley viviese, tendría en la actualidad sesenta y siete años. Este legendario músico creó todo un lenguaje musical e incluso una cultura alrededor del reggae, ritmo jamaicano heredado de los antiguos etíopes que llegaron a la isla con el comercio de esclavos. Jamaica es una tierra muy hermosa, de bellos atardeceres, ritmo caribeño y playas espectaculares… Pero también es la Meca para muchos amantes de la música del siglo XX.

Quienes busquen el rastro del famoso músico y rastafari en Jamaica, no pueden sino acudir al Bob Marley Tuff Gong Museum. Un edificio que acogió al músico hasta 1981 y en el que se puede revivir su pasado y su importancia.

El museo se encuentra en Kingston, capital de Jamaica, en el número 56 de Hope Road. En ella es posible contemplar una serie de objetos, recuerdos y muebles que acompañaron a Bob Marley durante esos años. El nombre del museo, Tuff Gong, es el mismo que el de la discográfica que editó sus álbumes. Este lugar fue declarado Patrimonio Nacional por el gobierno jamaicano desde el año 2001, ya que es uno de los lugares más visitados por los turistas de la isla.

¿Qué podemos ver en este curioso lugar? Pues a través de la visita guiada que incluye la entrada y que dura alrededor de una hora, realizaremos un recorrido por las posesiones de Marley: su ropa, sus objetos personales, su plantación de hierbas, las esculturas con su efigie… Y por supuesto, sus discos de oro y platino. Los colores amarillo, rojo y verde, presentes en la bandera jamaicana y que la cultura rasta ha hecho propios, aparecen también pordoquier. Y para terminar, podemos darnos el gustazo de probar algún plato jamaicano en el Queen of Sheba Restaurant o, ¿por qué no? Convertirnos en auténticos rastafaris acudiendo a la peluquería del lugar.