el-monasterio-de-la-oliva-en-navarra3
Todos los que conocemos Navarra y hemos tenido la oportunidad de visitarla, sabemos que existen muchos motivos para repetir la experiencia. Gastronomía, cultura, fiestas, naturaleza, deporte de aventuras…

Sin embargo, incluso cuando pensamos que ya lo hemos visto todo, descubrimos que todavía faltan más cosas por conocer. Entre ellas, el impresionante monasterio de La Oliva. Por eso hoy en Diario Rural queremos acercarte un trocito de la Navarra más histórica y de sus construcciones más emblemáticas. ¿Nos acompañas?

Arte, arquitectura e historia

Tras los muros de piedra del monasterio de La Oliva encontramos siglos de cultura, historia y arte. Así como un remanso de paz, belleza arquitectónica y tranquilidad. Sin lugar a dudas, una visita obligada que no te puedes perder.

el-monasterio-de-la-oliva-en-navarra3
Para los amantes de la historia y los enamorados de la arquitectura, el monasterio de La Oliva es una visita obligada. Descubre su increíble iglesia que es un buen ejemplo de arte cisterciense en España, para asombrarte después con la belleza del claustro de estilo gótico, la sala capitular y los muchos detalles artísticos que decoran los muros de este monasterio. Tampoco te puedes perder la antigua bodega donde los monjes cistercienses elaboraban sus propios vinos.

Un poco de leyenda…

el-monasterio-de-la-oliva-en-navarra3
Situado a dos kilómetros del municipio navarro de Carcastillo, a orillas del río Aragón, se levantan los edificios medievales que forman el monasterio de La Oliva. Un lugar tan mágico, que hasta su nombre tiene algo de leyenda.

Al parecer, según cuenta la tradición popular, un rey navarro que luchaba contra los árabes resultó herido y fue a morir al pie de un acebuche. Y dicen que fue en este lugar donde se construyó el monasterio de La Oliva.

Belleza paisajística

el-monasterio-de-la-oliva-en-navarra3
Un conjunto monumental tan hermoso como sencillo que nos transporta hasta otras épocas históricas. Y si te animas a visitar este monasterio, no olvides tampoco que a unos pocos kilómetros encontrarás el Parque Natural de las Bardenas Reales donde podrás disfrutar de paisajes de sobrecogedora belleza en un entorno natural que rebosa paz y tranquilidad.