El Lago Rosa en Senegal
Las imágenes de este lago tan especial, como por ejemplo la que encabeza este post, nunca dejan de sorprenderme por mucho que las contemplo. Y es que el Lago Retba (Lago Rosa, Pink Lake o Lac Rose), situado en el país africano de Senegal, no tiene nada que ver con ninguna otra extensión de agua del planeta. Es posible que no sea el lago más famoso del mundo pero sí es uno de los más conocidos, y el motivo es más que evidente: la intensa tonalidad rosada de sus aguas, que lo convierte en algo digno de una película de Walt Disney o de otra galaxia.

Este precioso lago está a unos cuarenta kilómetros de la capital de Senegal, Dakar, y además de a sus aguas color “chicle de fresa” debe también su fama a ser el destino final del rally más conocido del mundo: el Rally Dakar.

El paraje donde se encuentra el Lago Retba es también muy bello. La lámina de agua se extiende sobre un paisaje de dunas con vegetación autóctona de la zona: el contraste entre los colores de la arena y las plantas con el rosa-malva del agua crea imágenes tan impactantes como la de la fotografía. Este color tiene una explicación científica, como no podía ser menos: se debe a ciertas bacterias presentes en el agua, que junto con la alta concentración de sal que ésta contiene hacen que el líquido tome un tono entre rosa y lila, dependiendo de la incidencia de la luz solar sobre la superficie.

Además de ser un destino turístico que aporta importantes ingresos a la zona, el Lago Rosa también es una fuente de riqueza en forma de sal. Asistir a la “cosecha” de este elemento es uno de los atractivos del lugar. Los viajeros disponen de varios hoteles en las inmediaciones del lago, que además organizan excursiones y visitas guiadas. Otra opción, quizás la más recomendable, es alquilar un vehículo todo-terreno y recorrer las dunas y el paraje para admirar la enorme belleza de las aguas rosadas desde todos los puntos de vista.