El fiordo más bello del mundo
Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así que algo debe de tener de especial el Fiordo de Geierange Fjord… Bormas aparte, la increíble belleza de este paraje natural es justificación más que sobrada para ser declarado así y de muchas otras formas. Este impresionante fiordo se encuentra en el oeste de la provincia de Møre og Romsdal, al norte del La Noruega de los Fiordos y a unos cien kilómetros de Ålesund.

Los fiordos ofrecen muchas posibilidades al viajero y éste no es una excepción, proporcionando la oportunidad de recorrerlo en un crucero, de navegar sus aguas en kayak o de recorrer las carreteras que lo transitan. En el Geirange Fjord hay tanto que ver…

El fiordo se encuentra a unas ocho horas de Oslo en coche y es uno de los más famosos de Noruega. Cuando accedemos a la zona ya nos vemos apabullados por la enorme inmensidad natural de este lugar, y nuestra impresión se acentuará sin duda al divisar los saltos de Agua de Syv Sostrene y Brudesloret. Continuar hasta el centro del fiordo y desde allí hacer alguna de las muchas rutas propuestas es algo imprescindible, como también lo puede ser embarcarse en algún crucero para poder ver el lugar desde un punto de vista diferente.

Por otra parte, seguro que los más valientes no perderán la oportunidad de recorrer en coche la Carretera del Águila u Ørnevegen. Este nombre recibe el tramo más escarpado de la vía que asciende desde Geiranger hasta Eidsal, y que es la número 63. Un total de once curvas cerradas harán que el conductor se sienta como en un auténtico rallie… Otra opción más tranquila y relajada es conducir hasta la granja Westerås, a cuatro kilómetros del centro del glaciar. Es el punto de partida de las rutas que llegan a los miradores más espectaculares y a la famosa cascada Storseterfossen, cuyas aguas permiten a los caminantes pasar por detrás de la espumosa cortina.