El barrio de Gràcia en Barcelona
Barcelona es una ciudad fantástica, un lugar que merece la pena visitar como mínimo una vez en la vida. Posee calles con numerosos edificios modernistas, parques para disfrutar del buen tiempo, playa, museos, monumentos espectaculares… En definitiva, todo lo que se le suele pedir a una gran ciudad que ha tenido el privilegio de albergar unos Juegos Olímpicos.

Si nos fijamos en sus barrios, hay uno que destaca por encima de los demás. Se trata de Gràcia, que es uno de los diez distritos en los que se divide administrativamente Barcelona. Es concretamente el sexto y comprende el territorio que antiguamente se conocía como Vila de Gràcia. Limita con los distritos de Horta-Guinardó al este, Sarrià-Sant Gervasi al oeste y el Eixample al sur.

Relax y tiempo para el ocio

Lo que más admiran los turistas de Gràcia es el Parque Güell, una obra de arte de Antoni Gaudí, que como sabéis es el máximo representante del modernismo catalán. Más allá del parque, también hay que destacar la animada vida de sus calles, donde no es difícil encontrar bares, restaurantes y comercios que no puedes encontrar en otros barrios de la Ciudad Condal.

El barrio de Gràcia en Barcelona
La Fiesta Mayor de Gràcia tiene lugar a mediados de agosto, por lo que tanto los lugareños como los extranjeros suelen sumarse a ella para pasarlo bien. Las calles se ornamentan con bonitos adornos que preparan los vecinos durante meses, ya que todos ellos compiten por ganar el premio de la calle mejor decorada.

Si quieres estar cerca de Gràcia, te recomiendo buscar un hotel en Las Ramblas a buen precio, ya que así también estarás cerca del Port Vell, que es la zona más cercana al puerto de Barcelona junto al barrio de La Barceloneta. Compara precios y decántate por la mejor opción, que es justo lo que tendrás que hacer cada vez que busques un buen restaurante para cenar por Gràcia.