Tres edificios históricos de Nueva York
Si estas pensado en hacer un viaje a Estados Unidos no olvides visitar alguno de los lugares más representativos del país para conocer más en profundidad la cultura y la historia del país. La Estatua de la Libertad es sin duda el monumento más conocido y un auténtico símbolo de la democracia del país y de la libertad de todos sus ciudadanos, además del principal punto de interés turístico.

La Estatua fue un regalo de Francia para celebrar el nacimiento de la joven nación en 1886. Aunque también representaba la esperanza de miles de inmigrantes europeos que viajaban a Estados Unidos en busca de una oportunidad.

Situada en el sur de la isla de Manhattan, la estatua es obra del escultor francés Frédéric Auguste Bartholdi y su estructura interna fue diseñada por el ingeniero Gustave Eiffel. Además, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984, y es una de las siete maravillas del mundo.

Tres edificios históricos de Nueva York
Otro de los puntos más importantes de la ciudad que nunca duerme es el Puente de Brooklyn, donde se han filmado numerosas películas. Es uno de los puentes más antiguos y largos de Estados Unidos, con 1825 metros de longitud. Puedes cruzarlo y así conocer los famosos barrios de Manhattan y Brooklyn. El Puente es un emblema de la ingeniería del siglo XIX por su innovación en el uso del acero como material constructivo a gran escala.

Tres edificios históricos de Nueva York
El Empire State Building es el edificio más alto de Nueva York con un total de 102 plantas y una altura de 443,2 metros. Los turistas pueden acceder al Observatorio para contemplar toda la ciudad, en la planta número 86. Un espectáculo asombroso que no dejará a nadie indiferente. Este asombroso edificio ha sido nombrado por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles como una de las siete maravillas del mundo moderno, debido a la magnitud de la construcción y de su altura.