Dublín, una ciudad rodeada de naturaleza